Audiencia

Asistir a un show de Rocky Horror es una experiencia única, el público hace miles de tonterías durante el espectáculo, tradicionalmente sus seguidores asisten disfrazados e interactúan con los personajes convirtiendo la obra en una fiesta. Si bien es cierto, los espectadores pueden bailar, lanzar objetos, gritar, mofar y reírse de los personajes, deben hacerlo dentro de un margen de respeto a los actores que trabajan para que disfrutemos del espectáculo. Los objetos deben lanzarse en momentos precisos y al aire, con suavidad y delicadeza, no al resto del público y nunca al escenario.

Es importante saber qué hacer, cuando y qué gritar pero como en Chile la mayoría son vírgenes (apelativo por el que se conoce a las personas que nunca han vivido la experiencia de una función de Rocky Horror) para sumarlos a la diversión y evitar un caos en la función, proponemos una guía básica de participación.

Descarga la guia en pdf